¿De qué color son tus sueños? ¿Cuánto miden tus ilusiones? ¿Qué valor pueden tener tus recuerdos ...?

Hay preguntas que no se pueden responder, porque nacen del corazón, ¡porque son pura emoción! ¡Y eso es lo que nos hace únicos: cuando somos capaces de escuchar nuestro corazón y hacerle caso sin buscar muchas razones...!

La vida está llena de grandes momentos y de pequeños grandes detalles que nos hacen sentir especiales. Momentos que querrás recordar para siempre. Porque sí; no hay ningún motivo. Puede ser tu embarazo, el día que haces 40 años, tu boda... o, también puede ser, por qué no, un día cualquiera con tu pareja, tus hijos, tu amiga; ¡porque tú puedes hacer que cualquier día sea un gran día!

El valor lo das tú; yo me encargo de capturarlo y hacértelo presente para siempre.

¿Te animas?